Home > Impulsos Solidarios > Día Mundial de la Población

El Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, mediante el “Día Mundial de la Población” pretende centrar la atención en la urgencia e importancia de las cuestiones relativas a la población, pero ¿por qué? ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

Su origen:

En 1968 tuvo lugar la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, en la que se reconoció por primera vez la planificación familiar como derecho humano a nivel mundial. El documento final de la conferencia, titulado “La Proclamación de Teherán”, declara inequívocamente que: “Los padres tienen el derecho humano básico de determinar libremente el número de sus hijos y los intervalos entre los nacimientos”. Tras esta declaración, la población se empezó a concienciar de que las mujeres y las niñas no tienen que sufrir el peligro ni el agotamiento de los embarazos demasiado próximos y numerosos. Los hombres y las mujeres tienen derecho a decidir la frecuencia con la que quieren tener hijos, o incluso renunciar a tenerlos.

TODO INDIVIDUO TIENE DERECHO A DETERMINAR LA DIRECCIÓN Y EL ALCANCE DE SU FUTURO.

Esta celebración se instauró como consecuencia de la celebración del “Día de los cinco mil millones” el 11 de julio de 1987, que quería crear conciencia de las cifras que estaba alcanzando la población a nivel mundial, ya que tal día nació el habitante número 5.000 millones.

A partir de este año y como consecuencia del aumento de los habitantes de uno año para otro, no tenía sentido el “Día de los cinco mil millones” como denominación, y se nombró “Día Mundial de la Población”, celebrándose el primer año en 1989.

¿Por qué un Día Mundial de la Población?

Cada año nuestro planeta arroja cifras impresionantes, y una de las que más llama la atención es la que corresponde al número de personas que lo habitamos. En octubre de 1999 se alcanzaron los 6.000 millones, y en octubre de 2011 nació el habitante número 7.000 millones.

Este gran aumento en el número de habitantes del planeta conlleva grandes retos y oportunidades, y afecta a la sostenibilidad, el urbanismo, el empoderamiento de los jóvenes y el acceso a los servicios de salud.

A lo largo del siglo XX la población mundial ha aumentado a un ritmo aproximado de 80 millones de habitantes por año y, mientras que en los países más pobres las altas tasas de fecundidad perjudican el desarrollo y perpetúan la pobreza, en los países más ricos la tasa de fecundidad es tan baja que genera inquietud acerca del desarrollo económico.

En Naciones Unidas explican que “hace unos 2.000 años la población rondaba los 300 millones de personas y que fueron necesarios 1.600 años para que la cifra se duplicara”, esto se debe a la reducción de la mortalidad en las regiones más desfavorecidas a partir de 1950. Según las proyecciones de la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, en 2025 India superará la cantidad de personas residentes en China.

Objetivo:

Este día es en realidad una llamada de atención para que aprendamos a gestionar los recursos. El objetivo del “Día Mundial de la Población” es el de trabajar en la resolución de los problemas que genera la demografía, como la contaminación ambiental o la escasez de recursos naturales tan básicos como el agua potable, entre otros.

La gestión de los recursos, el consumo responsable y la sostenibilidad serán claves para asegurar que todos los individuos puedan desarrollar una correcta convivencia en un mundo cada vez más globalizado, en el que hay más oportunidades pero también más amenazas.

Las medidas que el organismo internacional busca comunicar a través de su Programa para el Desarrollo tiene como objetivo, entre otras muchas metas, la lucha por la igualdad de género, la planificación familiar, el acceso universal a los servicios de salud reproductiva y la creación de una conciencia global entre los más jóvenes.

Los 9 estándares establecidos para ejercer el derecho humano a la planificación familiar son:

  • Sin discriminaciónLa información y los servicios de planificación familiar no deben restringirse por motivos de raza, sexo, idioma, religión, afiliación política, origen nacional, edad, situación económica, lugar de residencia, discapacidad o estado civil.
  • Disponibilidad: La información y los métodos anticonceptivos deben estar disponibles en cantidad y variedad suficiente para todos.
  • Accesibilidad: Los países deben garantizar que los productos y servicios de planificación familiar sean accesibles físicamente y asequibles para todos.
  • Aceptabilidad: La información y servicios de métodos anticonceptivos deben proporcionarse de manera digna, respetando tanto la ética médica moderna como la cultura de las personas que reciben atención.
  • Calidad: La información sobre planificación familiar debe comunicarse claramente y ser científicamente precisa.
  • Toma de decisiones: La asesoría integral en materia de reproducción permite que cada persona tome decisiones con la información necesaria, de forma independiente, sin presiones, coerción o tergiversación y rechaza opciones inapropiadas.
  • Privacidad y confidencialidad: Todas las personas deben disfrutar del derecho a la privacidad cuando buscan información y servicios de planificación familiar.
  • Participación: Los países tienen la obligación de garantizar la participación activa e informada de las personas en las decisiones que los afectan, incluidos los problemas de salud.
  • Responsabilidad: Los sistemas de salud, los sistemas educativos, los líderes y los legisladores son responsables de los esfuerzos para hacer realidad el derecho humano a la planificación familiar.

Cada año se elige un tema sobre el que se versarán las diversas actividades realizadas, y el tema elegido para este 2018 es “TODOS CONTAMOS”.

¡En Impulso Solidario queremos saber qué actividades vais a llevar a cabo personalmente sobre este Día Internacional de la Población! Así que escribídnoslo en los comentarios, como siempre ¡os leemos!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*