Home > Impulsos Solidarios > La Fundación Amigó y la transformación social e individual de personas excluídas y vulnerables

¿Qué haríamos en este mundo sin personas solidarias? Existen organizaciones sin ánimo de lucro como la Fundación Amigó que hacen que nuestro entorno y, sobre todo, el de los más desfavorecidos se vuelvan más humanos y más confortables.

La Fundación Amigó es una entidad que nace en 1966 y que, desde entonces, contribuye a la transformación social e individual de la infancia y juventud más vulnerable. Desarrollan su acción a través de 41 centros, 10 programas y más de 70 proyectos sociales y educativos, contando con delegaciones en Cantabria, Madrid, País Vasco, Comunidad Valenciana, Costa de Marfil y Polonia. Además, están muy comprometidos con la equidad entre hombres y mujeres, aspecto que queda reflejado en el Plan de Igualdad de la fundación.

La acción solidaria y humanitaria de esta organización se basa en unos valores que hacen posible el desarrollo de sus proyectos:

Valores

La pedagogía ‘amigonianaes la metodología con la cual trabajan en esta asociación. Es una metodología de intervención socioeducativa y psicosocial con la que buscan contribuir al desarrollo de niños y jóvenes que estén en conflicto con ellos mismos, sus familias o la propia sociedad. Esta forma de trabajo se caracteriza por ser progresiva, preventiva, orientada al logro de la autonomía, en familia y, sobre todo, personalizada.

En Fundación Amigó afirman que todas las personas tienen derecho a ser libres, autónomas y protagonistas de su desarrollo, que están en constante cambio, que pueden superar dificultades con sus potencialidades y que se construyen a través de las relaciones con otras personas.

Trabajan para la transformación de niños y jóvenes excluidos socialmente pero su actividad, también se centra en la defensa de los derechos humanos y la infancia, trabajando a través de la intervención socioeducativa siempre centrada en la persona.

15585257_1314498298622316_860585292181798477_o

Cuentan con centros residenciales de acogida para casos en los que los menores llegan a la situación legal de guarda o tutela del Estado. Allí se les atiende y acompaña las 24 horas del día y todos los días del año cubriendo todas sus necesidades. Al mismo tiempo, los Servicios Sociales trabajan con las familias para lograr una reunificación familiar si es posible.

Atienden también a menores que necesitan atención psico-pedagógica mientras cumplen una medida impuesta por los juzgados por agresión a familiares u otros delitos. Intentan, de igual modo, la reunificación y que no vuelvan a caer en el conflicto.

Trabajan sobre la prevención de conductas conflictivas o adicciones a través de la promoción y la participación social. Por medio de eventos socioculturales, de sensibilización y apoyo escolar detectan sus problemas y les transmiten valores que les ayuden a desarrollarse y hacer un uso saludable de su tiempo libre. Aunque trabajan para evitar que los menores caigan en adicciones, en caso de que se produzcan, se ocupan de darles atención terapéutico-educativa para que puedan rehabilitarse.

Por otro lado, esta fundación no solo trabaja con los menores sino que se ocupa de las familias por medio de charlas, terapias, mediación y talleres.

De igual modo, aunque la labor está centrada en menores de edad vulnerables, también guardan un hueco a los mayores de 18 años que debido a su edad no pueden acceder a los recursos del sistema público de protección de menores. Buscan que puedan conseguir autonomía propia, hacer posible su emancipación y que trabajen en proyectos de vivienda tutelada, formación, etc.

Cada año, celebran una Campaña de Solidaridad para fomentar este valor humanitario entre los alumnos y alumnas de los Colegios Amigonianos. En el último curso, el lema fue ‘Siempre hay un@ que nos une’ acercando Asia a los menores. Eligieron dos centros, uno en India y otro en Filipinas que favorecen la educación, alimentación, vivienda y sanidad de menores en situación de vulnerabilidad.

La labor desempeñada por esta asociación es increíble y está llena de solidaridad. Para ayudarles, cualquier donación, por pequeña que parezca, puede ser importante. Con tan solo 20€ consigues que un niño en riesgo de exclusión tenga merienda y refuerzo escolar durante una semana ¡Imagínate lo que puede ayudar tu donación! De esta forma, cualquiera puede aportar su granito de arena, ya sea haciéndose socio y colaborando mes a mes o con donaciones puntuales de la cantidad que se desee.

Si llevas tu ayuda un paso más allá, puedes apadrinar un proyecto, organizar un evento solidario y recaudar fondos para la Fundación Amigó o donar tu cumpleaños o boda entre otros. ¡No dudes en ayudarles! 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*